Reformas

La nueva coyuntura va a impulsar que muchos arquitectos asuman la ejecución y dirección de obras y proyectos puntuales. La actividad profesional por obra vuelve a ser una opción profesional en el mercado. Probablemente muchos arquitectos también van a enfrentarse a proyectos de obras menores como reformas y rehabilitaciones de viviendas u oficinas. Las dificultades laborales derivadas de este periodo de crisis abierto tras el coronavirus es posible que empuje a muchos jóvenes abogados a desarrollar esta gama de actividades.

En muchos de estos casos, como hemos señalado, el tipo de trabajo a desarrollar no supondrá la realización de reformas que afecten a elementos estructurales. Estos proyectos más sencillos van a requerir una licencia de obra menor.

Como saben todos los arquitectos, las licencias de obra son la autorización administrativa que se emite por los ayuntamientos con el fin de poder llevar adelante una construcción, instalación u obra. Las licencias de obra mayor deben acompañarse de un proyecto completo de construcción firmado por el técnico competente y visado en el colegio profesional que corresponda.  Las obras de reforma, rehabilitación o restauración en edificios que afectan a algún elemento estructural siempre van a considerarse obras mayores.

Las obras menores son proyectos más sencillos como, por ejemplo, reformas interiores, cambios de suelos, renovación de techos o revestimientos, instalación de sistemas de calefacción, renovación de la fontanería o circuitos eléctricos, etc.

Este tipo de proyectos, en el que muchos arquitectos aportan un gran valor añadido, van a requerir, de acuerdo con las normas de cada ayuntamiento, una licencia de obra menor o una comunicación previa de obra menor. Este documento describirá brevemente el proyecto junto con la confirmación de cumplimiento de las normas urbanísticas.

 

 

Coste del seguro por obra no estructural

Este nuevo entorno laboral para algunos arquitectos va a suponer un incremento de la necesidad de los seguros por obra para cubrir la responsabilidad civil profesional derivada de este tipo de proyectos de obras menores.

El coste del seguro de arquitectos por obra no estructural es reducido. Por ejemplo, asegurar las obras de reforma sin componente estructural hasta 100.000 euros de PEM para profesionales que desarrollan toda la dirección facultativa (proyecto, dirección de obra, dirección de ejecución de obra y coordinador de Seguridad y Salud) cuesta aproximadamente 299€ al año.  En nuestra web puedes solicitar un presupuesto del seguro por obra.

Este seguro de responsabilidad civil profesional cubriría todo el período de garantía legal (lo que dura la obra + 10 años de decenal + 2 años de prescripción). Es decir, el arquitecto tendría cubierta su responsabilidad durante todo el periodo en el que es posible recibir una reclamación por el proyecto realizado.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *