seguro de arquitectos
El aumento de quiebras de las constructoras e inmobiliarias han convertido al arquitecto, en la mayoría de las ocasiones, en la única figura legal a la que hacer responsable de cualquier tipo de reclamación.

En España, aproximadamente un tercio de los nuevos concursos de acreedores son presentados por promotoras o proveedores del sector y la actividad económica de este mercado ha caído un 34,6% con respecto al resto de sectores empresariales (según datos de la agencia Axesor).

En 2008, un año después de que comenzara la crisis inmobiliaria, el número de empresas que quebraban en el país aumentó de 941 a 2.590. 

Según el artículo 17 de la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) “las personas físicas o jurídicas que intervienen en el proceso de la edificación son responsables frente a los propietarios y los terceros que hayan adquirido los inmuebles”. Teniendo en cuenta el contexto económico, el arquitecto se postula como el principal objetivo de reclamaciones ante cualquier reclamación que se produzca en materia de construcción. Las indemnizaciones a las que presuntamente tendría que hacer frente este ante un hecho de su responsabilidad suponen sumas muy elevadas, en la mayoría de las ocasiones, imposibles de afrontar. 

Una buena protección para el arquitecto puede evitar en el futuro largos procesos judiciales y costosas indemnizaciones. Existen soluciones para prevenir estas situaciones y hacer frente a contextos legales complicados, como el Seguro para Arquitectos de Responsabilidad Civil diseñado por Aon, la correduría de seguros líder del mundo. Este seguro (garantizado por Zurich, una de las mejores compañías de seguros del mundo) ofrece mejores garantías, nuevas coberturas y pone a disposición del colectivo un equipo de especialistas en Responsabilidad Civil Profesional. 

El arquitecto se puede enfrentar ante reclamaciones muy variadas, por lo que surge una incipiente necesidad de contratar una póliza de Responsabilidad Civil que pueda cubrirle ante cualquier reclamación.